23/4/18

Medio Ambiente

CLIMA CAMBIANTE, VINO CAMBIANTE

Para adaptarse a temperaturas más cálidas, los elaboradores deben ampliar sus cultivos a especies menos conocidas. Es lo que sugiere un estudio de la Universidad de Harvard en el que se observa que, si bien los viñedos son capaces de contrarrestar algunos de los efectos del cambio climático cuando crecen en ellos nuevas especies menos habituales, es tarea de los científicos y los viticultores comprender mejor la amplia diversidad de uvas y sus adaptaciones a distintos climas. Se trata de expertos en biología evolutiva los que han publicado este estudio en la revista Nature Climate Change. Los autores alertan que, llegado a este punto de calentamiento en el que ya hemos incurrido, será difícil para muchas regiones continuar cultivando las mismas variedades exactamente como lo han hecho en el pasado. Lo que debemos estar atentos es a cuánta diversidad de variedades de uva disponemos, y si se podrán utilizar para adaptar los viñedos al cambio climático. En Europa hay una enorme variedad de uvas, pues existen más de 1.000 variedades distintas plantadas, algunas de ellas mejor adaptadas a climas más cálidos con mayor tolerancia a la sequía que las 12 variedades que representan actualmente el 80% del mercado enológico en muchos países. Es esta la vía a explorar, según los autores. Por desgracia, según los autores, resulta difícil convencer a los productores de que prueben diferentes variedades, ya que priorizan el concepto de terroir y de denominación de origen. Por ejemplo, solo cuatro variedades de uva pueden ser etiquetadas como Borgoña, ante lo cual los expertos advierten que cuanto más se aferren los productores a las variedades que deben cultivar, menor será su capacidad de adaptación al cambio climático. Según este estudio, habrá que esperar a ver qué variedades empiezan a fallar para que esta necesidad se haga evidente. 

Wolkovich, E.M.; García de Cortázar-Atauri, I.; Morales-Castilla, I.; Nicholas, K.A: y Lacombe, T.: “From Pinot to Xinomavro in the world's future wine-growing regions”, Nature Climate Change ; 2018; DOI: 10.1038/s41558-017-0016-6.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.