30/4/18

Mercado y consumo de vinos

NUEVO AVANCE CIENTÍFICO PARA IDENTIFICAR VINOS FRAUDULENTOS 

Científicos australianos han desarrollado un nuevo método contra las prácticas fraudulentas como la de etiquetar bajo marcas conocidas vino que no lo es. Han sido científicos del CSIRO y del Instituto Australiano de Investigación Enológica los que han estado ajustando diversos métodos para identificar con precisión la procedencia de un vino, analizando metales traza y tasas de isótopos que ayudan a los autores a identificar características únicas de diferentes localizaciones. La ciencia ayuda a luchar contra los estafadores que usan cada día métodos más sofisticados. Según los autores, la diferencia existente entre su desarrollo y el de otros proyectos es que no analizan un parámetro sino un amplio rango de ellos, relacionados con distintos aspectos del origen del vino, algunos de ellos procedentes del agua de riego, otros de la geología subyacente o el aire circundante. La reputación de los vinos australianos los convierte en objeto de fraude. Ya sea mediante un etiquetaje bajo una marca que no le corresponde, o porque se le atribuya una región de la que no procede. Así pues, se trata de un avance bienvenido, que contribuirá a combatir el fraude, problema relevante para la industria del vino. 

Blackburn, R. y Williams, T.: “Fingerprinting wine to prevent fraud”, ECOS , 238, Diciembre 2017.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.