27/5/19

Nuevas tecnologías NUEVOS RESULTADOS DE INGENIERÍA GENÉTICA SOBRE LA ENFERMEDAD DEL VIRUS DE PINOT GRIS


A principios de la década de 2010 se identificó una nueva enfermedad vírica en la variedad de vid pinot gris, por lo que recibió inicialmente un nombre relacionado con esta variedad (GPG-d), en la cual infringía daños en las hojas a principios de la estación de crecimiento, mientras que en verano las hojas aparecían asintomáticas. Poco después, sin embargo, fue también identificada en otras variedades, como traminer, tocai (friulano) y glera. La enfermedad se asoció rápidamente a un nuevo tricovirus de la familia Betaflexiviridae (grapevine pinot gris virus o GPGV). La detección del virus en vides asintomáticas había hecho surgir dudas acerca de la etiología de la enfermedad. Este es justamente el objetivo de dicho estudio, establecer un sistema fiable para el estudio de la enfermedad en condiciones controladas evitando factores que interfieran y que puedan afectar al desarrollo de los síntomas. Con este objetivo, dos clones del virus, pRI::GPGV-vir y pRI::GPGV-lat, se generaron a partir del RNA total obtenido de una cepa de pinot gris sintomática y de una asintomática, respectivamente. Ambos clones incluían el genoma completo del virus, y se usaron para inocular plantas de Vitis vinifera y de Nicotiana benthamiana usando como vector de inoculación el “agrobacterium”, microorganismo bacteriano que genera tumores en las plantas. Es conocido por su capacidad de transferir DNA entre ellos y con las plantas, por lo que se ha convertido en una herramienta importante para la mejora vegetal a través de la ingeniería genética. Los autores observaron síntomas en todas las plantas inoculadas, independientemente del inóculo, es decir, también las plantas inoculadas con extracto de una fuente asintomática eran capaces de mostrar síntomas. Pero tras cuatro meses aparecían hojas sin síntomas. Los autores lo explican por la existencia de un mecanismo en la vid para silenciar el RNA del virus y por tanto iniciar un proceso de recuperación, pero no de eliminación. Son plantas sin síntomas que pueden seguir infectando otras. Es un resultado muy relevante para el estudio de esta enfermedad.

Tarquini, G.; Zaina, G.; Ermacora, P.; De Amicis, F.; Franco-Orozco, B.; Loi, N.; Martini, M.; Bianchi, G.L.; Pagliari, L.; Firrao, G.; de Paoli, E. y Musetti, R.: “Agroinoculation of Grapevine Pinot Gris Virus in tobacco and grapevine provides insights on viral pathogenesis”, ” PLoS One ; 2019, 14 (3): e0214010. doi: 10.1371/journal.pone.0214010.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.