29/10/19

Nutrición y salud


CONTRIBUCIÓN DEL CONSUMO DEL VINO TINTO A LA SALUD HUMANA

El vino, un producto compuesto básicamente de agua, carbohidratos, ácidos orgánicos, minerales, alcohol, polifenol y moléculas aromáticas, se ha consumido popularmente en todo el mundo durante muchos siglos. No exenta de reciente controversia, se mantiene la hipótesis que una cierta cantidad de consumo diario de vino puede prevenir diversas enfermedades crónicas. Lo cierto es que la bibliografía documenta la presencia en el vino de sustancias con un efecto positivo sobre determinadas enfermedades cardiovasculares y en algunas enfermedades crónicas. Se trata sobre todo de moléculas antioxidantes, por lo que la mayoría de estudios realizados en esta línea se centra en los polifenoles, especialmente el resveratrol, las antocianinas y las catequinas, como antioxidantes más efectivos. Estos antioxidantes, necesarios para una adecuada función cardiovascular, se hallan en numerosas plantas, no solo en la vid, y en los productos derivados de éstas. Pero como ya es conocido, la mayor atención se ha centrado en el resveratrol, activo en la prevención de enfermedades cardiovasculares por su efecto neutralizador de los radicales libres de oxígeno y los radicales nitrogenados reactivos. El resveratrol penetra en la barrera hematoencefálica y, por lo tanto, protege también el cerebro y las células nerviosas. Se ha descrito también que reduce la agregación plaquetaria y contrarresta la formación de coágulos sanguíneos o trombos. Autores de diversas universidades checas y eslovacas firman una revisión que intenta resumir lo que se conoce acerca de la influencia positiva del consumo de vino en la función de los órganos humanos, las enfermedades crónicas y la reducción del daño al sistema cardiovascular. Los autores revisan las paradojas hispana y francesa y recogen las distintas recomendaciones de consumo saludable. Resulta interesante el compendio de compuestos del vino y de las funciones que ejercen sobre órganos concretos.

Snopek, L.; Mlcek, J.; Sochorova, L.; Baron, M.; Hlavacova, I.; Jurikova, T; Kizek, R.; Sedlackova, E. y Sochor, J.: “Contribution of Red Wine Consumption to Human Health Protection”, ” Molecules ; 2019, 23 (7): 1684.

21/10/19

Industria


EL VINO COMO FUENTE DE COMPUESTOS ANTIMICROBIANOS

Está descrita desde hace tiempo la presencia en el vino de compuestos antimicrobianos. Son sustancias activas (fenoles, ácidos, alcoholes, bioaminas, etc.) que poseen numerosos beneficios para la salud. Son parte de los compuestos orgánicos producidos por las uvas implicados en la defensa de las plantas contra fitopatógenos invasores, que son también activos frente a patógenos humanos. La concentración de estos compuestos cambia según la materia prima, sus variedades y el proceso de vinificación. Tanto los vinos como los subproductos de elaboración del vino son activos frente a microorganismos que contaminan los alimentos, nosocomiales, patógenos orales víricos o bacterianos, hongos y otros parásitos. Los compuestos fenólicos (epicatequina, ácido gálico, catequina y resveratrol, entre otros) están presentes en diferentes vinos, como también lo hacen diversos ácidos como el tartárico, acético o el málico. Estos compuestos poseen actividad antimicrobiana, independientemente o en forma conjugada con los otros compuestos. También lo hace el alcohol, presente principalmente en forma de etanol aunque también el metanol y otros alcoholes superiores tienen este efecto. Este completo artículo de revisión pretende documentar los diferentes compuestos antimicrobianos presentes en los vinos y su actividad antimicrobiana, y representa un buen trabajo de referencia para la industria de cara a un futuro estudio y reutilización de subproductos de la industria del vino, en un momento en el que la demanda de alimentos saludables y nutracéuticos es creciente, y cada vez mayor el impacto económico de su comercialización.

Jamir, L.; Kumar, V.; Gat, Y.; Kumar, A. y Kaur, S.: “Wine: a potential source of antimicrobial compounds”, ” Journal of Wine Research ; 2019, DOI: 10.1080/09571264.2019.1652151.

18/10/19

Xylella fastidiosa: enemigo número uno


Redacción
Detectar, contener y erradicar. Este es el vértice sobre el que trabajan dos proyectos de investigación europeos, XF-ACTORS y POnTE, para mejorar la prevención, la detección temprana y el control de Xylella fastidiosa, la bacteria fitopatógena que ataca –sin cura por el momento– a la vid, y otras plantas de gran producción y rendimiento económico como olivos, almendros y limoneros.
Enmarcados ambos en el programa Horizonte 2020, el XF-ACTORS es un proyecto de cuatro años, que se inició justamente hace ahora tres (en noviembre de 2016) y que deberá ofrecer sus conclusiones finales (al menos las oficialmente financiadas por la Unión Europea) en el otoño de 2020. Por su parte, POnTE (de Pest Organisms Threatening Europe), en marcha desde 2015, se ocupa también de la prevención y manejo de otras tres plagas además de Xylella, a través de la evaluación de riesgos y desarrollando herramientas de vigilancia y detección temprana (como kits de diagnóstico, estudio de nuevos biomarcadores, etc.).
Ambos proyectos, a la vanguardia en agroingeniería, representan una gran colaboración transnacional, con casi una cincuentena de socios en total (XF-ACTORS involucra a 29 socios e instituciones de investigación, incluidos cuatro centros de investigación no europeos de Estados Unidos, Brasil, Costa Rica y Taiwán, y POnTE, a otros 25 socios) con diferentes visiones y un único objetivo: combatir al enemigo número uno de los cultivos en este momento, X. fastidiosa.
El tiempo apremia y Xylella avanza.
Italia es el país europeo más afectado por la bacteria, principalmente el olivar de la región meridional de la Puglia, pero también Francia y España lo están. Los cultivos en Baleares y Córcega, y más recientemente zonas de la Comunidad de Madrid y de Alicante, se han visto «atacados» por la bacteria. Los investigadores estudian los vectores o agentes transmisores​ de la enfermedad, insectos que se alimentan del xilema de las plantas; los primeros resultados de las prospecciones en curso indican que hay diferencias regionales en la composición de la fauna de insectos chupadores de xilema.
Philaenus spumarius

Philaenus spumarius es la especie dominante en Europa. Una vez que el vector (el insecto) pica y chupa en una planta infectada, adquiere la bacteria que permanece en sus estructuras de alimentación y lo transmitirá a la siguiente planta. (Fuente:Investigación europea sobre Xylella fastidiosa. Principales contribuciones de los proyectos POnTE y XF-ACTORS financiados en Horizonte 2020. Palma de Mallorca, 16-17 noviembre 2017.)

Por si fuera poco, la preocupación crece entre los agricultores porque la UE ha impuesto fuertes controles que obligan a comunicar la aparición de la infección bacteriana en cualquier cultivo, para contener su extensión. A pesar de que hay indemnizaciones por las pérdidas, ello implica aislar la plantación y una serie de medidas que conllevan la imposibilidad de rentabilizar las parcelas durante diez años.
En este sentido, los investigadores de los dos proyectos europeos también trabajan para apoyar políticas de toma de decisiones basadas en el conocimiento. Y en Europa ya existe una legislación muy clara al respecto (véanse las medidas en el Diario Oficial de la Unión Europea de referencia).
Lo de fastidiosa se le atribuyó como «apellido» por ser muy complicado aislar y cultivar esta bacteria en el laboratorio. A fecha de hoy, todas las instituciones y centros de investigación que participan en el programa  tienen claro, como se afirma en las conclusiones del primer informe publicado al respecto a raíz de la Primera Conferencia sobre Xylella fastidiosa (Palma de Mallorca, 2017), que «el control de X. fastidiosa es complejo y debe adaptarse a cada caso (región) tratando de comprender el patosistema específico involucrado (patógeno, vectores, huésped, ambiente)».

Figura_6
Ajaccio (Córcega), 29 y 30 de octubre de 2019.
Plaga estrella en la próxima conferencia europea
La EFSA, la agencia europea de seguridad alimentaria, organiza junto con diversas instituciones francesas y los dos proyectos europeos mencionados, entre otros, la Segunda Conferencia Europea sobre Xylella fastidiosa, un encuentro científico dedicado a la presentación y discusión de la investigación principal en curso sobre este patógeno, que tendrá lugar los próximos 29 y 30 de octubre en Ajaccio, Córcega.
Está previsto dar a conocer los últimos resultados de los proyectos de investigación europeos relacionados con X. fastidiosa, en particular los resultados finales del proyecto Horizon 2020 POnTE. El programa incluye ponencias y debates sobre biología y patogenicidad; detección y vigilancia; ecología, epidemiología y modelización; vectores de insectos; evaluación de riesgos y evaluación de impactos (incluido el impacto ambiental y socioeconómico), y estrategias de gestión sostenible.
La conferencia es una oportunidad para intercambiar y ponerse al día sobre los últimos avances y las investigaciones en curso a escala mundial: todo un reto para fortalecer la coordinación contra Xylella. En ACENOLOGIA seguiremos atentos.

Enlaces de interés
XF-ACTORS, el portal con documentación en abierto sobre la investigación de X. fastidiosahttps://www.xfactorsproject.eu/
POnTE Project ofrece protocolos, bibliografía, hojas informativas, legislación: https://www.ponteproject.eu/xylella-fastidiosa-hemipteran-vector-species/
Página de la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria, EFSAhttp://www.efsa.europa.eu/en/news/priority-plant-pests-eu-5-things-you-need-know
Página de Sanidad Vegetal del MAPA con información recopilada sobre la bacteria: https://www.mapa.gob.es/es/agricultura/temas/sanidad-vegetal/xylella-fastidiosa/
Informe de la primera «Conferencia europea sobre Xylella fastidiosa», celebrada en Palma de Mallorca (noviembre de 2017): https://www.xfactorsproject.eu/wp-content/uploads/2018/08/European-research-on-Xylella-fastidiosa_SP.pdf
Legislación europea sobre sanidad de plantas, en concreto de X. fastidiosahttps://eur-lex.europa.eu/legal-content/EN/TXT/?uri=CELEX:32015D0789

14/10/19

Técnicas vinícolas


TRATAMIENTOS POSCOSECHA PARA AUMENTAR ANTOCIANINAS Y AMINOÁCIDOS

La luz en todo su espectro es fuente de energía y factor ambiental clave para las plantas pero la azul es de las más relevantes, ya que es responsable del crecimiento vegetativo y de las hojas, es importante para las semillas y las plantas jóvenes y ayuda a reducir el estiramiento de la planta. De entre los compuestos presentes en las uvas, las antocianinas son muy saludables, en gran medida por sus propiedades organolépticas. La síntesis de antocianinas también requiere luz, en concreto luz azul, que muestra de nuevo su relevancia en este aspecto. Este trabajo se centra en estos compuestos y en otro grupo clave de componentes del vino, el amonio y los aminoácidos, necesarios para el desarrollo de la fermentación y precursores de varios compuestos volátiles sintetizados durante esta etapa. Como tercer elemento de estudio se sabe que la aplicación foliar de riboflavina (vitamina B2) influye en la composición de nitrógeno de la uva. Con todo ello, el objetivo de los autores, científicos del CSIC y la Universidad de La Rioja en colaboración con investigadores de la Universidad Ramon Llull en Barcelona y de una firma de esencias también de Barcelona, fue evaluar si la aplicación de riboflavina, en la cosecha y una semana después, en hojas de vid irradiadas con luz azul influía en la composición de antocianinas y aminoácidos en uva tempranillo. La combinación de irradiación de luz azul y dos dosis de riboflavina afectaron tanto a las antocianinas de uva como a las concentraciones de aminoácidos, con un claro efecto de la dosis y el tiempo de almacenamiento. Estos datos resultan relevantes para adoptar estrategias, antes y después de la cosecha, que influyan en la calidad de la uva.

Pérez-Álvarez, E.P.; Ruiz-González, R.; Nonell, S. y Garde-Cerdán, T.: “Riboflavin applications to grapevine leaves and berries blue-light post-harvest treatments modifies grape anthocyanins and amino acids contents”, ” Food Research International ; 2019, 122:479-486. DOI: 10.1016/j.foodres.2019.05.007.

7/10/19

Viticultura


DIFERENTES ACTITUDES ANTE LOS CULTIVOS DE COBERTURA: ESPAÑA vs. FRANCIA

Los viñedos son un sistema de cultivo intensivo y exponen el suelo a un estrés duradero. En toda Europa se extiende la tradición de mantener los suelos desnudos mediante la labranza o la aplicación de herbicida. Sin embargo, cada vez más se pueden ver tapices verdes entre hileras de vides o incluso viñas totalmente cubiertas por cultivos bajos. Este cambio tiene para muchos expertos numerosos efectos beneficiosos para el ecosistema y la biodiversidad, y también evita la erosión del suelo, aspecto relevante puesto que muchas áreas de viñedos ya muestran altos grados de degradación del suelo. Sin embargo, en función de las condiciones climáticas, los cultivos de cobertura pueden reducir el rendimiento de la uva y, a veces, requieren más trabajo que el manejo del suelo desnudo, por lo que no todos los viticultores se sienten igualmente inclinados a adoptar este método. Es más, existe una correlación con el país productor. Un estudio realizado en la Universidad de Göttingen en Alemania, explora las actitudes de los viticultores europeos hacia los cultivos de cobertura, intentando determinar el origen de la aceptación o no de los cultivos de cobertura. Estudian dos regiones diferentes: Coteaux du Layon en Francia y Montilla-Moriles en España. Los autores relacionan estas diferencias con las condiciones climáticas, pero también con las estructuras empresariales y los niveles de conocimiento. Una posible conclusión es que los viticultores necesitarían un mayor conocimiento de las ventajas de esta práctica y ayudas para implementarlas.

Schütte, R. y Bergmann, H.: “The attitudes of French and Spanish winegrowers towards the use of cover crops in vineyards”, ” Journal of Wine Research ; 2019, 30:2, 107-121 . DOI: 10.1080/09571264.2019.1568975.