21/10/19

Industria


EL VINO COMO FUENTE DE COMPUESTOS ANTIMICROBIANOS

Está descrita desde hace tiempo la presencia en el vino de compuestos antimicrobianos. Son sustancias activas (fenoles, ácidos, alcoholes, bioaminas, etc.) que poseen numerosos beneficios para la salud. Son parte de los compuestos orgánicos producidos por las uvas implicados en la defensa de las plantas contra fitopatógenos invasores, que son también activos frente a patógenos humanos. La concentración de estos compuestos cambia según la materia prima, sus variedades y el proceso de vinificación. Tanto los vinos como los subproductos de elaboración del vino son activos frente a microorganismos que contaminan los alimentos, nosocomiales, patógenos orales víricos o bacterianos, hongos y otros parásitos. Los compuestos fenólicos (epicatequina, ácido gálico, catequina y resveratrol, entre otros) están presentes en diferentes vinos, como también lo hacen diversos ácidos como el tartárico, acético o el málico. Estos compuestos poseen actividad antimicrobiana, independientemente o en forma conjugada con los otros compuestos. También lo hace el alcohol, presente principalmente en forma de etanol aunque también el metanol y otros alcoholes superiores tienen este efecto. Este completo artículo de revisión pretende documentar los diferentes compuestos antimicrobianos presentes en los vinos y su actividad antimicrobiana, y representa un buen trabajo de referencia para la industria de cara a un futuro estudio y reutilización de subproductos de la industria del vino, en un momento en el que la demanda de alimentos saludables y nutracéuticos es creciente, y cada vez mayor el impacto económico de su comercialización.

Jamir, L.; Kumar, V.; Gat, Y.; Kumar, A. y Kaur, S.: “Wine: a potential source of antimicrobial compounds”, ” Journal of Wine Research ; 2019, DOI: 10.1080/09571264.2019.1652151.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.